Fallas en la ley de urgencia están en capacitación del personal

La Superintendencia de Salud recibió entre enero y septiembre de este año un total de 125 reclamos a nivel nacional en contra de 50 clínicas y hospitales por incumplimientos de la Ley de Urgencia Vital.

Esta normativa, vigente desde el año 2009, prohíbe a las instituciones de salud condicionar a la entrega de un cheque en garantía, pagaré firmado en blanco o dinero la atención de un paciente que esté en riesgo vital o que pueda tener una secuela funcional grave, caída de altura con daños compllicados, quemaduras en el cuerpo, entre otras. Sin embargo, recintos privados y públicos continúan con la práctica.

De hecho, durante el 2013 se recibieron 134 denuncias por esta causa.

«Nos llama la atención esta tendencia, porque es totalmente irregular condicionar la atención de un paciente a la entrega de un documento en garantía de pago», dijo el superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, al diario La Segunda.

«Nuestro objetivo es reducir esa cifra y lograr la implementación cotidiana de esta ley sin que haya reclamos. Queremos que 2015 se convierta en el año de los derechos y deberes de paciente, fortaleciendo el empoderamiento ciudadano», indicó Pavlovic.

Al respecto, el director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, Héctor Sánchez, dijo  que hay que poner las cifras en contexto y considerar que «la Superintendencia recibe un promedio de 14,6 reclamos al mes en una industria de 5.000 camas». Por ende, la cifra «no es muy relevante».

Sánchez cree que «la ley se cumple en un muy alto porcentaje, lo que demuestra que las personas están informadas, que las instituciones cumplen y la Superintendencia fiscaliza». Las fallas responderían a falta de capacitación del personal que atiende al público, dijo.

(Fuente: Radio Cooperativa)