ORGULLO UNAB | La visión de una epidemióloga de la pandemia más grande del último siglo

María Jesús Hald es epidemióloga titulada del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello. A sus 28 años es académica de tres universidades y tiene a cargo los protocolos de COVID-19 en empresas como Clorox y Ecolab. Esta es la visión de la experta, quien muestra su preocupación por el aumento de contagiados por Coronavirus en las próximas semanas.

Escrito por Sonia Tamayo

María Jesús Hald estudió kinesiología en la U. Andrés Bello, pero su gusto por la investigación la llevó a un camino que, con la contingencia que vive hoy Chile y el mundo por una de las pandemias más severas de los últimos 100 años, la tiene cobrando protagonismo como epidemióloga, magister que estudió en el Instituto de Salud Pública UNAB.

“Me enamoré de la epidemiología y de sus usos y aplicaciones, me encantó principalmente la investigación. La medicina basada en la evidencia y los modelos de proyección que podemos realizar. Un buen profesor me dijo: ‘un buen gestor sanitario no necesariamente sabe de epidemiología, pero un buen epidemiólogo, siempre sabrá gestionar adecuadamente una situación de salud, porque el foco de las decisiones lo pone en las persona”, reflexiona la profesional.

Actualmente, a sus 28 años, esta epidemióloga enseña en tres universidades y tiene a cargo los protocolos de COVID-19 en empresas como Clorox y Ecolab.

¿Pensó alguna vez que como epidemióloga estarías inmersa en una pandemia mundial?
Siempre existe la probabilidad por más pequeña o grande que sea, me imagine que esto podría pasar porqué se ha visto a lo largo de la historia, y es una angustia continua dentro de la comunidad de expertos. Aun así, no deja de sorprender la magnitud del evento.

“Me preocupa mucho como finalmente sea nuestra curva de casos, espero realmente transmitir la importancia de lo que estamos viviendo como sociedad y las responsabilidades que tenemos como tal,  recordemos  que la estrategia de cuarentena es una medida que genera polución positiva entre todos”.

¿Cómo cree que puede contribuir desde tu área a enfrentar esta crisis por la que pasa el país y el mundo?
Primero siempre informando desde la evidencia y así evitar las “fake news” en la comunidad, también con la proyección de datos obtenidos de la vigilancia epidemiológica para establecer un pronóstico epidemiológico de la población, así tener la claridad de los recursos necesarios para poder enfrentar la crisis y tomar las medidas más efectivas para mantener a la población sana. También el informar las estrategias de prevención primaria para la patología como ejemplo el lavado frecuente de manos, disminuyendo los factores de riesgo para contraer la infección

¿Le preocupa que mucha gente aún no entienda o no comprendan la magnitud de esta pandemia y no respeten, por ejemplo, la cuarentena?
Me preocupa mucho como finalmente sea nuestra curva de casos, espero realmente transmitir la importancia de lo que estamos viviendo como sociedad y las responsabilidades que tenemos como tal,  recordemos  que la estrategia de cuarentena es una medida que genera polución positiva entre todos. Recordemos que la gente que puede salir aún más perjudicada son las personas con factores de riesgos asociados y determinantes sociales en salud diferentes entre sí van a  condicionar la salud de las personas,  me preocupa la saturación del sistema de salud, me preocupan los trabajadores de la salud que dan la atención asistencial a los pacientes positivos en Covid-19 que también tienen familias y están atendiendo la contingencia en una labor noble que saca aplausos.

¿Cómo analiza la estrategia de las autoridades sanitaria en el manejo de la crisis del coronavirus?
La situación epidemiológica de Chile no es optimista, hasta hoy se ve un aumento diario en la tasa de incidencia de casos diarios y aun no llegamos al pick de casos. Mientras esto siga, todas las medidas que tomemos son insuficientes. Los escenarios posibles se calculan con las notificaciones diarias por parte de las autoridades y la falta de comunicación entre las autoridades, la comunidad científica y la población puede perjudicar el desarrollo de las proyecciones. Creo que es muy importante que no ocurra  la subestimación de los datos o el subregistro de estos, pues impedirá realizar proyecciones epidemiológicas certeras a futuros que permitirán  tener el conocimiento de los insumos médicos, camas UCI, personal humano que se pueda requerir para evitar el colapso asistencial, la falta de insumos  y las defunciones. El ocultar esta información no beneficia en nada a la población. Veo la falta de consistencia en la información diaria que afecta y perjudica como la población entiende la información y acata las medidas que esperan aplanar la curva de casos diarios acumulados  observando el traslado de infecciones de un lugar geográfico a otro.

¿Qué le puede transmitir a sus estudiantes respecto a lo que se vive con esta pandemia?
Tengo la suerte de poder ir hablando clase a clase este tema con ellos,  y relacionándolo con el programa de epidemiología y mostrarles artículos ya sean “preprint” o artículos en revisión de pares, ¡hablar con evidencia!¡¡Es un pandemia en vivo y en directo!!

En lo personal ¿Cuál es su sentimiento respecto a la crisis?
Estamos viviendo una contingencia sanitaria a nivel global, tengo asombro pero sobre todo como  mucha gente angustia constante, estamos terminando de vivir la semana 6 epidemiológico y las proyecciones  y los expertos confirman que el colapso se verá en las próximas semanas.

¿Cómo se imaginas en seis meses más?
Espero que en 6 meses más exista una curva bastante menor en el total de casos acumulados en el mundo. Amo a mis estudiantes y espero poder seguir  en esta carrera como docente, espero poder guiar investigaciones y trabajar en vigilancia de salud pública,  la creación de diagnósticos y pronósticos epidemiólogos en la salud pública/Poblacional.

¿Cuáles son sus proyectos futuros?
Mis proyectos a futuro son la realización de otras investigaciones en salud que tengan un aporte de impacto en la comunidad y puedan ser utilizados para el diseño, implementación de nuevas políticas públicas, otorgando la protección en la salud poblacional.

María Jesús Hald es epidemióloga, magister que estudió en el Instituto de Salud Pública UNAB,hace un llamado al autocuidado:

Share this post