Salud rehace decreto Auge al detectar errores administrativos y financieros

Errores en los aranceles y frecuencias con que deben entregarse las prestaciones. Esas son las principales fallas detectadas en el último decreto Auge, publicado en marzo pasado, y que debe regir en julio.

La información fue publicada por el Diario La Tercera que estimó que las inconsistencias  afectan a 40 de las 80 patologías.

En la Corporación de Ayuda al Niño con Artritis Crónica Juvenil detectaron las fallas hace dos meses. “Nos dimos cuenta en marzo, a dos días de que se publicara el decreto en el Diario Oficial, por lo que nos comunicamos con el Ministerio de Salud y Fonasa”, explicó Rosa Moreno, presidenta de la corporación.

Lo que notaron, en el caso de la artritis idiopática juvenil, fue que en la norma vigente -publicada en 2013- el tratamiento tiene un valor total de $ 745.120 y un copago de $ 149.020. En cambio, en el nuevo decreto, el arancel subió a $ 1.553.020 y fijó el pago que debe hacer el paciente en $ 310.600.

El problema apunta, según el Subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, a “un error respecto de la transcripción y la modalidad con que se cuantifica”. Eso, porque para confeccionar la norma se tomó como modelo el decreto de 2010, sin considerar los cambios en las periodicidades realizados en la regulación de 2013.

Los errores en las 40 prestaciones implican rectificar los aranceles de 11 enfermedades, que estaban calculados de forma anual, pese a que la periodicidad era mensual. Esto, implica que los pacientes tendrían que pagar el valor total mensualmente, es decir, el costo se multiplica por 12.

En otros 25 casos los copagos se calcularon por cada control, en lugar de subdividirlo en 12, protección financiera que permite a las personas pagar sólo los chequeos necesarios. En este caso, los valores crecían hasta diez veces.

También hay cuatro patologías donde se deben modificar las glosas y hacer correcciones de redacción.

“Fue un lamentable error técnico que hay que corregir”, dijo la ministra de Salud, Carmen Castillo, quien agregó que ahora “se está revisando el decreto para perfeccionarlo, dado que tiene una durabilidad de tres años y no queremos que tenga ningún impacto en los beneficiarios del Auge”.

Decretos Rectificatorio y Modificatorio

Por eso, Salud está trabajando en dos decretos: uno rectificatorio, para corregir los errores de cálculo, y otro modificatorio, para abordar mejoras en las prestaciones.

En ese contexto, las alternativas son enviar el primero a Contraloría este mes, considerando además una prórroga de tres meses del decreto actual, debido a que las isapres tienen un plazo legal para calcular la prima que cobrarán a los afiliados por el Auge. La segunda opción es extender la vigencia hasta noviembre, y generar solo un decreto, que aborde los dos casos.

Respecto a las responsabilidades por los errores, Castillo dijo que “todos dicen ‘yo hice mi parte’. No hubo, lamentablemente, un veedor general y, al juntar las piezas, se generó esto. Pero se va a corregir a tiempo y no va a producir daños a nadie”.

Consultado Fonasa, la entidad aclaró que “la elaboración del Decreto Auge es de responsabilidad del Departamento GES de la División de Prevención y Control de Enfermedades (Diprece) del Ministerio de Salud. El rol de Fonasa es colaborar desde el punto de vista técnico” . También, aclararon que no intervinieron en su confección. “Fonasa no tiene ninguna responsabilidad en los errores cometidos, ya que dicho Decreto fue recibido desde Diprece con las especificaciones de cada una de las intervenciones y las periodicidades para cada canasta, siendo consultados solo sobre la valorización financiera de ellas, el cálculo de la protección financiera y su estimación de impacto”.

Cecilia Sepúlveda, presidenta del Consejo Consultivo del Auge, que asesora a Salud, dijo que “no es bueno que ocurran estos errores, pero lo importante es que se corrija antes que comience a regir”.

Manuel Inostroza, consejero del Auge, agregó que “más allá de las demoras, la falta de competencia y rigurosidad, el problema es que por pocas mejoras que hubiera incluido el decreto, algunos fármacos y prestaciones, la gente podría ver postergada la implementación de esos beneficios por la prórroga al decreto”.

Rafael Caviedes, presidente de la Asociación de Isapres, dijo que las aseguradoras no han sido informadas sobre los errores en el decreto y que actualmente “ya deberían haber recibido una instrucción sobre la fecha de presentación de los valores Auge del nuevo período, seguramente a eso se debe el retraso en las indicaciones”.

(Fuente, Diario La Tercera)

Share this post